Guindos dice en la Eurocámara que congelar fondos sería “incoherente” y “contrario a lo que la UE necesita”

APARICIONES EN MEDIOS | El Economista Post; 08.11.2016 

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/7945964/11/16/Guindos-dice-en-la-Eurocamara-que-congelar-fondos-seria-incoherente-y-contrario-a-lo-que-la-UE-necesita.html

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis De Guindos, ha defendido este martes en la Eurocámara que el Gobierno español ha tomado las medidas efectivas exigidas para evitar la suspensión de parte de los fondos estructurales de 2017, al mismo tiempo que ha señalado que congelarlos sería “incoherente” y “contraproducente”, además de que tendría un “efecto desmoralizador”. Guindos cree que se recaudarán 9.000 millones más por el cambio en Sociedades, 700 millones más.

“La suspensión de los fondos sería incoherente y contraproducente, lanzando una señal contraria a lo que Europa necesita. No tendría en cuenta las prioridades de la política económica que actualmente persigue la UE ( *). Penalizar al país que ha llevado a cabo el giro más importante de crecimiento económico sería lo contrario a lo que necesitan tanto la UE como la zona euro”, ha expresado el ministro.

“La imposición de una multa que no llegó a concretarse como la suspensión de unos fondos estructurales tendría un efecto desmoralizador sobre un país que ha realizado importantes esfuerzos y que está empezando a ver la luz al final del túnel. No diría que sería humillar, pero de alguna forma afectaría al ánimo y a la moral de la población española”, ha insistido.

Durante su intervención ante las comisiones de Asuntos Económicos y de Desarrollo Regional, en el marco de la segunda sesión del llamado “diálogo estructurado, De Guindos ha reiterado que España es “el país que más crece entre las grandes economías europeas” y que ha llevado a cabo una “notable” reducción del déficit tanto en términos nominales como en términos estructurales.

“España es el ejemplo más claro de que es posible retornar a una senda de crecimiento económico vigoroso dentro de una unión monetaria gracias a las reformas adoptadas. En estos momentos ni la situación macroeconómica ni el estado del sistema financiero plantean ningún tipo de incertidumbre para la estabilidad financiera de la zona euro”, ha apostillado.

“Firme” compromiso con la consolidación fiscal También ha subrayado que España “sigue estando plenamente comprometido” con la continuación del esfuerzo fiscal y que una “muy buena prueba de ello” es que el Gobierno en funciones adoptó medidas “por encima de los 10.000 millones de euros”, como la reforma del impuesto de sociedades, el cierre adelantado del presupuesto o el acuerdo de no disponibilidad de gasto.

“Hoy, con un Gobierno ya en plenas funciones, España reitera su compromiso firme e inequívoco de poner fin a la situación de déficit excesivo en 2018”, ha garantizado, antes de recordar que “en las próximas semanas” el Ejecutivo aprobará el plan presupuestario para el próximo año, que asegurará un déficit del 3,1% del PIB y un esfuerzo estructural del 0,5%.

En la misma línea, ha manifestado que la consolidación fiscal llevada a cabo hasta ahora es innegable y se ha logrado “en un periodo de crecimiento económico muy reducido en España”, con una inflación negativa y “en un contexto económico mundial adverso”.

En concreto, ha afirmado que la desviación negativa del nivel de precios ha tenido un impacto sobre el déficit público cuantificado en 0,7 puntos porcentuales del PIB y que esta circunstancia fue tenida en cuenta en la evaluación de acción efectiva de otros países.

“Creo que el Gobierno españole está cumpliendo las reglas. No ha habido otro Gobierno que haya llevado a cabo un giro tan intenso de comportamiento económico en una unión monetaria como el que ha llevado a cabo España en los últimos cinco años”, ha resaltado.

Críticas de los eurodiputados españoles

La mayoría de los eurodiputados que han intervenido en la audiencia se han mostrado, de nuevo, contrarios a la suspensión de los fondos estructurales, aunque algunos de los europarlamentarios españoles han criticado precisamente la labor del Gobierno anterior, a quien han culpado del incumplimiento del objetivo de déficit público del año pasado. Así, el eurodiputado del PSOE Sergio Fernández ha afirmado que sin la reforma fiscal (aprobada por el Ejecutivo anterior de Mariano Rajoy) el ministro De Guindos no tendría que haber acudido a la Eurocámara a dar explicaciones, y ha propuesto, entre otras opciones, derogar esta medida como parte de los ajustes previstos para 2017.

En la misma línea se ha expresado el europarlamentario de ICV Ernest Urtasun, quien ha afirmado que “sin una reforma fiscal como la de 2014 hoy no existiría la amenaza del bloqueo de los fondos” y que “acabando con los regalos fiscales a las rentas más altas no haría falta ningún ajuste más”.

Por su parte, la eurodiputada de IU Paloma López ha acusado al ministro de “compartir el mismo proyecto económico que Bruselas” y ha recordado que el PP apoyó los tratados de estabilidad “que amenazan con dejar a España sin fondos regionales y sociales”.

Al contrario que los anteriores, el eurodiputado del PP Pablo Zalba ha subrayado que España “es un ejemplo” y que es un país que “ha hecho los deberes”. También ha remarcado que suspender parte de los fondos estructurales “mermaría la credibilidad de una Comisión Europea y unas instituciones europeas que no están sobradas de credibilidad”.